Defiende tu Ahorro

¿En qué puedo ahorrar? > Fondos de Inversión.

Es una cantidad de dinero o patrimonio sin personalidad jurídica que se constituye con las aportaciones de todos sus inversores. El patrimonio es gestionado por una Sociedad Gestora y se custodia por una Entidad Depositaria. La Sociedad Gestora es la que decide en que valores se invierte. Un certificado de participación representa los derechos de propiedad.

Las aportaciones que hacen los inversores se invierten en activos financieros con el fin de obtener la mayor rentabilidad posible, estos activos suelen ser: acciones, letras, bonos, obligaciones, productos derivados..., aunque también pueden invertirse en activos no financieros, como bienes inmuebles, arte...

Tipos de fondos de inversión
  1. Fondos de inversión financieros (invierten en bonos, acciones y obligaciones).
  2. Fondos de inversión en activos de mercado monetario conocidos como FIAMM. Estos invierten en renta fija y Letras del Tesoro.
  3. Fondos de inversión mobiliaria conocidos como (FIM). Estos invierten en activos y deuda pública.
  4. Fondos de inversión no financieros (invierten en bienes inmuebles).
  5. Otros tipos de fondos, aunque son menos conocidos son: fondos de fondos y fondos en valores no cotizados.
El folleto informativo

Si el folleto de los fondos de inversión le parece incomprensible y quiere buscar cuál se adapta mejor a usted, no se preocupe. En menos de un año, las gestoras deberán publicar un nuevo modelo, supuestamente de más fácil comprensión y comparable con los fondos de toda Europa. Y, para facilitarle aún más las cosas, ADICAE le ayuda a descifrar cada uno de los conceptos que en él se incluirán, indicándoles qué aspectos son los más importantes a tener en cuenta a la hora de decidir. Clique aquí para conocer más.

Perfil de riesgo. Algunos fondos no son aptos para todos los públicos

A la hora de invertir tendremos que saber cual es nuestro “perfil de riesgo”, es decir, la capacidad que tenemos para asumir pérdidas. No hay que olvidar que, a mayores posibilidades de rentabilidad, mayor es el riesgo de pérdidas que deberemos asumir. Por ejemplo, si su perfil de riesgo es medio, es decir, busca una revalorización moderada de sus ahorros, se inclinará más por los fondos mixtos. Y, si su perfil de riesgo es alto, porque tiene poca aversión al riesgo y sus expectativas de rentabilidad son elevadas, podrá decantarse por todo tipo de fondos.

¿No tiene claro cuál es su perfil?

Lo mejor que puede hacer es rellenar un cuestionario llamado “Test MIFID” para determinarlo. Estan a disposición de los clientes tanto en Internet como en las entidades financieras. No permita que su entidad le venda un fondo u otro producto sin haber evaluado antes su verdadero perfil de riesgo. Que no rellenen el test por usted.

Comisiones y gastos

Tenga cuidado con las comisiones de gestión, de depósito y de suscripción. Informase antes de la contratación de todos sus costes. Posteriormente estos gastos van a restar rentabilidad a su inversión.